En este momento estás viendo Beneficios del Aceite de Oliva para la Salud

Beneficios del Aceite de Oliva para la Salud

  • Tiempo de lectura:6 minutos de lectura

El tiempo nos ha hecho entender acerca de la importancia que tiene llevar una buena alimentación y unos hábitos de vida saludables para el organismo. Y es que son numerosos los expertos que defienden los beneficios del aceite de oliva para la salud.

La abuela ya sabía que el AOVE era un remedio natural innato para combatir enfermedades y dolencias, muestra de ello era su común uso como remedio casero, fuente inagotable de salud. Hoy en día, muy lejos de aquellos entonces, numerosas investigaciones nos permiten conocer mejor cuales son las ventajas del AOVE para la salud.

 

9 beneficios del Aceite de Oliva para la salud

1. Ayuda a reducir el peso

El ácido oleico presente en el AOVE actúa como regulador de apetito. Esto se debe a que provoca sensación de saciedad en el organismo.

  1. Mejora de la digestión y calma el estreñimiento.

Tomar una cuchara de aceite de oliva en ayunas ayuda a mejorar la digestión y regular el tránsito intestinal debido a sus componentes que tienen un efecto ligeramente laxante.

 

  1. Previene gastritis y úlceras.

El consumo de aceite de oliva ayuda a prevenir las ulceras y las gastritis, ya que los polifenoles contenidos en el AOVE, combaten fundamentalmente la bacteria ‘Helicobacter pylori’, causante en gran medida de las ulceras en el estómago y de las gastritis crónicas.

 

  1. Protege el hígado.

Un estudio realizado por la Universidad Pablo de Olavide demuestra que consumir aceite de oliva virgen extra en ayunas, puede ayudar a preservar el hígado a lo largo de la vida en comparación con el aceite de girasol que ha demostrado tener efectos adversos en el organismo si se consume a largo plazo.

 

  1. Mejora la salud cardiovascular.

Una de los principales factores de riesgo para la salud es el temido colesterol. Aunque cabe destacar que existen dos tipos de colesterol, uno bueno y otro malo.

El colesterol malo se queda pegado en las paredes de las arterias, obstruyéndolas y provocando arteriosclerosis y enfermedades cardiovasculares.

Mientras que el colesterol bueno ejerce de protector gracias a los compuestos fenólicos y antioxidantes presentes en el AOVE, ayudando a transportar y disolver el colesterol malo hasta el hígado para ser eliminado. Esto minimiza los riesgos de trombosis arterial e infarto.

Los polifenoles presentes en el AOVE contribuyen a la protección de los lípidos en la sangre, otro de los principales factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular. Se ha demostrado que el consumo diario de 20 gramos (2 cucharadas) de aceite de oliva ricos en polifenoles proporciona estos beneficios.

El Estudio PREDIMED, la investigación más completa realizada hasta la fecha sobre el efecto de la Dieta Mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra sobre la salud de la población de riesgo, asegura que las personas que siguieron esta dieta vieron reducido el riesgo de padecer un accidente cardiovascular o un ictus en un 30%.

 

  1. Previene la Diabetes.

La diabetes es una de las enfermedades metabólicas más comunes es los países desarrollados.  Se ha demostrado que las personas que consumen AOVE, poseen niveles más bajos de grasas en sangre y un mejor control de su diabetes. El estudio PREDIMED concluye también que aquellos participantes que siguieron una Dieta Mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra manifestaron hasta un 40% menos riesgo de desarrollar diabetes que aquellos que siguieron una dieta baja en grasa.

Por otro lado, los investigadores del Estudio San Carlos de Prevención de la Diabetes Gestacional han demostrado que aquellas mujeres que durante el embarazo siguen una dieta saludable, rica en aceite de oliva virgen extra, tienen hasta un 30% menos riesgo de desarrollar diabetes gestacional. Asimismo, han comprobado que la salud de los niños también es mejor, reduciéndose significativamente el número y la duración de los ingresos hospitalarios por todas las causas en los niños durante sus primeros dos años de vida.

 

  1. Reduce la posibilidad de padecer alzhéimer.

Debido al alto contenido en grasas saludables monoinsaturadas contenidas en el AOVE como principal fuente de antioxidantes y vitaminas, se ha comprobado por numerosos estudios que el consumo de aceite de oliva virgen extra, reduce el deterioro cognitivo y mejora la salud mental de las personas donde se han analizado aspectos como la memoria, orientación espacial y capacidad de cálculo, es por ello que ayude a prevenir el alzhéimer.

 

  1. Previene el riesgo de sufrir cáncer de Mama.

Según numerosos estudios científicos, el consumo diario de AOVE, rico en ácido oleico, junto con un estilo de vida saludable son factores clave en la prevención contra el cáncer de mama, desarrollándose tumores más pequeños y menos agresivos.  Eduard Escrich, investigador en la Universidad Autónoma de Barcelona, defiende el consumo de AOVE frente a los aceites de semillas para prevenir el cáncer de mama.

 

  1. Minimiza la posibilidad de padecer obesidad

El Estudio PREDIMED ha constatado que aquellos participantes que tomaron esa dieta suplementada con aceite de oliva virgen extra (unas cinco cucharadas al día), lograron mantener su peso, e incluso mostraron tendencia a adelgazar, comparados con las personas que siguieron una dieta baja en grasa.

Se van descubriendo nuevos beneficios

Estudios recientes indican, además, que «estas dosis se asocian a un menor riesgo de sufrir cáncer de mama, alzhéimer y fracturas óseas. Pese a que se compone casi del 100% de grasa, no se asocia en sí mismo con un aumento del peso corporal. Todo lo contrario, sí al mantenimiento del mismo a largo plazo».